Blockchain y GS1 en la cadena alimentaria: una revisión de la posibilidades y retos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La globalización de las cadenas de suministro de alimentos (FSC) ha agregado una complejidad significativa a sistemas alimentarios y creó una asimetría de información entre los productores y consumidores de alimentos. Como resultado, existe una demanda creciente de mayor transparencia en los orígenes de los alimentos, los métodos de cultivo, la cosecha y la producción, así como la mano de obra condiciones e impacto ambiental. Además, el debate internacional sobre la integridad de las FSC se ha intensificado debido a incidentes y crisis recurrentes en los cinco pilares del sistema alimentario (anteriormente referido como las cinco reputaciones del consumidor): calidad de los alimentos, protección contra riesgos más o menos fortuitos (accidentes, desastres naturales, daños ambientales, etc.), autenticidad alimentaria, defensa alimentaria y seguridad alimentaria ante actos de naturaleza intencionada (robos, intrusiones, vandalismo, agresiones, etc.)

Los incidentes relacionados con los alimentos en los cinco pilares se han ampliado a través de las redes sociales y las plataformas de medios, lo que genera desconfianza en los consumidores. Según el Barómetro de confianza de Edelman (ETB) más reciente, la confianza en los alimentos y en la industria de bebidas ha disminuido en dos puntos desde 2019 (Informe global: Edelman Trust Barometer 2020). Esta disminución es significativa ya que el constructor de confianza en el ETB abarca tanto la competencia como la ética. Es importante destacar que Edelman argumentó que la ética (por ejemplo, compuesta de integridad, confiabilidad y propósito) es «tres veces más importante para la confianza de la empresa que la competencia” (Informe global: Edelman Trust Barómetro 2020). En la ETB se hace un argumento crucial, lo que sugiere es que, los negocios se ven como competente o no competentes, a las organizaciones no gubernamentales (ONG) se las consideran éticas o no éticas. Esta afirmación puede tener un impacto profundo en las FSC y sugiere que, para recuperar la confianza de los ciudadanos y los consumidores, las empresas alimentarias deben estar abiertas a los comentarios y críticas de las ONG. Este punto debería ser de particular importancia para los FSC, considerando que las ONG tienen la tarea de monitorear y reportar sobre el cuidado del medio ambiente, la corrupción, el bienestar animal, la esclavitud, el trabajo infantil, y derechos y seguridad de los trabajadores. Esencialmente, el viaje hacia la transparencia de la cadena alimentaria significa que las empresas alimentarias deben estar preparadas para emprender un proceso proactivo y continuo. Estas debilidades pueden impactar en los cinco pilares como se describe en la figura más arriba, y el seguimiento y las intervenciones posteriores diferirá de un pilar a otro.

Los costos económicos y las ineficiencias que se asocian con los cinco pilares son significativos. Por ejemplo, el Banco Mundial (2018) estimó que los costos por la seguridad alimentaria (por ejemplo, pérdida de productividad, costos médicos) en economías de ingresos bajos a medianos, ascienden a USD 110 mil millones anuales. En cuanto a seguridad alimentaria, a Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, estimó que los costos relacionados con la seguridad alimentaria (por ejemplo, recursos desperdiciados, pérdidas económicas) ascienden a USD 936 mil millones anuales (UNFAO, 2018). Las autoridades reguladoras están cada vez más preocupadas por la seguridad alimentaria (el suministro adecuado de alimentos seguros, asequibles y nutritivos que satisfagan las preferencias de los consumidores), defensa alimentaria y el riesgo de ataques maliciosos (actos terroristas en la cadena de los alimentos), así como incidentes de fraude alimentario (actos delictivos relacionados con la autenticidad de los alimentos).

Si bien es imposible cuantificar con precisión el impacto total del fraude alimentario, los académicos y fuentes de la industria, sugieren que oscila entre USD 10 y 49 mil millones. El sitio web de la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos (Grocery Manufacturing Association, renombrado en 2019 a Consumer Brands Association), que sugiere que el fraude alimentario es probablemente el diez por ciento de todos los alimentos vendidos comercialmente (CFIA, 2019). Las autoridades reguladoras también deben abordar los problemas relacionada con información falsa (noticias falsas) o información divisiva, que puede incluir ideales populistas / nacionalistas u otros movimientos y objetivos relacionados con la soberanía alimentaria (Borras, 2020). Estos temas divisivos han dado lugar a un aumento de la desconfianza y un mayor énfasis en la necesidad de mejorar la información de la cadena alimentaria. Los FSC son componentes críticos del ecosistema alimentario más amplio debido a su relevancia para las poblaciones globales y locales, su papel en la prosperidad económica, y las vulnerabilidades que surgen de sus operaciones y gestión. Un FSC es una red de partes interesadas altamente interconectadas que trabajan juntas para garantizar la entrega de productos alimenticios seguros. Como tal, una FSC se ha convertido en una «cadena de confianza» que se extiende desde proveedores, productores, distribuidores, mayoristas, minoristas y consumidores. A pesar de que los FSC representan una «cadena de confianza» metafórica, la confiabilidad del FSC es tan fundamental para la integridad de nuestros sistemas alimentarios como la trazabilidad y la transparencia de los alimentos y no está exento de su propio conjunto único de desafíos.

Estándares de la cadena de suministro global

Las innovaciones no son sólo una simple composición de cambios técnicos en procesos y procedimientos, sino que también incluyen nuevas formas de social y organizacional. El omnipresente código de barras del producto se encuentra como una innovación significativa que ha transformado los negocios y la sociedad. Desde la decisión de la industria estadounidense de adoptar el código de barras lineal el 3 de abril de 1973, y el primer escaneo de un paquete de 10 de goma de mascar Juicy Fruit de Wrigley en el supermercado Marsh en Troy, Ohio, el 26 de junio de 1974, el código de barras se escanea un estimado 5 mil millones de veces al día. El sistema GS1 asigna y administra estándares únicos interoperables globalmente de identificación de empresas, sus ubicaciones, sus productos y activos. Ellos confían en varias funciones habilitadas por la tecnología para la captura de datos, el intercambio de datos y la sincronización de datos entre los socios de intercambio FSC. En los FSC, existe una creciente necesidad de estándares de interoperabilidad para facilitar la integración de empresa a empresa. La adopción de la tecnología Blockchain habilitada por los estándares GS1 tiene el potencial de permitir a las partes interesadas del FSC para satisfacer las necesidades cambiantes de la industria agroalimentaria y los requisitos reglamentarios en evolución para mejorar la trazabilidad y la recuperación rápida de bienes inseguros.

Aunque existe un creciente cuerpo de evidencia sobre los beneficios de la tecnología Blockchain y su potencial para alinearse con los estándares GS1 para datos e información, sigue siendo necesario un examen exhaustivo de todos los potenciales y limitaciones.

Con el fin de facilitar el proceso de recolección de literatura, un protocolo de revisión basado en los “Elementos de informes preferidos para revisiones sistemáticas y metaanálisis”, enfoque PRISMA consta de cuatro procesos: el uso de diversas fuentes para localizar estudios previos, la selección rápida de estudios y la eliminación de duplicados, la evaluación de estudios de relevancia e idoneidad, y el análisis final de publicaciones relevantes.

La realización de la revisión comenzó con una búsqueda de estudios sobre la tecnología Blockchain y estándares GS1, publicaciones revisadas originadas en fuentes académicas e incluyó artículos de revistas, ponencias de conferencias y capítulos de libros. La revisión de la literatura se realizó utilizando cuatro bases de datos científicas principales: Scopus, Web of Science, ScienceDirect y Google Scholar. Usamos una combinación de palabras clave que constan de la siguiente cadena de búsqueda: «Blockchain» y “GS1” y “cadena alimentaria” o “suministro de alimentos” o agricultura o agro.

Se escanearon los títulos y resúmenes de las publicaciones para obtener una descripción general del contenido del estudio y evaluar la relevancia del material. Se encontraron un total de 140 publicaciones. Muchas de las publicaciones fueron redundantes. La selección de las publicaciones se llevó a cabo para asegurar su relevancia para los FSC.

Fuente: Blockchain_and_GS1_Standards_in_the_Food_Chain_A_Review_of_the_Possibilities_and_Challenges

Deja un comentario

Notas Relacionadas: