Etiquetado frontal de alimentos envasados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El etiquetado frontal de los alimentos envasados es el que presenta la información nutricional de un producto en forma gráfica, simple y de fácil comprensión para cualquier consumidor.

La etiqueta del envase de un producto es el lugar donde la empresa que lo ha fabricado le comunica al consumidor una serie de datos entre los cuales se encuentran valores nutricionales tales como proteínas, grasas, sodio, azúcares, etc. De estos valores, aquellos que condicionan al producto en forma particular deben aparecer en la parte frontal del envase.

La implementación del etiquetado nutricional frontal en los alimentos envasados es voluntaria en algunos países mientras que en otros ya se reglamentó en forma obligatoria, adoptando distintos modelos que varían en cuanto a símbolos, colores y sistemas.

El primer etiquetado nutricional frontal lo implementó Suecia en 1989 en forma voluntaria, país al que siguieron Noruega y Dinamarca en 2009. En Latinoamérica podemos mencionar a Chile que impulsó en 2016 el uso obligatorio de simbología octogonal frontal advirtiendo el contenido de azúcares, grasas saturadas, sodio y/o calorías. Perú hizo otro tanto en 2018, y agrega cuándo se debe “evitar su consumo excesivo”.

En nuestro país se comenzó a trabajar sobre este tema en 2018 desde el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, la Subsecretaría de Comercio Interior y la Secretaría de Gobierno de Agroindustria. En un documento de 2019 se concluye que “la forma de alimentarnos depende de numerosos factores que

Influyen en nuestras decisiones diarias”, y que “la adopción de un sistema de rotulado frontal atraviesa diferentes dimensiones, desde lo estrictamente nutricional hasta cuestiones relacionadas con el comercio exterior”. El documento también concluye considerando que las decisiones que se adopten deben acordarse en conjunto con los países que conforman el MERCOSUR.

El etiquetado frontal ha sido reconocido como una de las medidas más efectivas para que los consumidores estén advertidos sobre las características nutricionales de los productos que llevan a su mesa, pero sin embargo todavía los acuerdos comerciales no han permitido llegar a una reglamentación definitiva.

Si bien la Organización Mundial de la Salud advierte que el sobrepeso y la obesidad infantil constituyen uno de los principales problemas de la salud pública de este siglo, y que también ha recomendado implementar un etiquetado frontal de alimentos como política efectiva para informar eficientemente a los consumidores, en nuestra región la forma en que cada país se maneja dentro del Mercosur depende de su marco normativo interno.

Deja un comentario

Notas Relacionadas: