GS1 Argentina, surfeando la cuarentena

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Guillermo Fazio, Head of Supply Chain para la Región Plata de Nestlé (Argentina, Uruguay & Paraguay), y Chairman GS1, otorgó una entrevista al Portal de noticias para dar su visión del impacto de la pandemia Covid-19 en la Organización, en su entorno y su equipo, de la necesidad de la readecuación y proactividad, de lo que está sucediendo y de lo que piensa que va a suceder; también se refirió a los aportes de GS1 para sobrellevar la crisis sanitaria .

  • ¿Cuáles son los proyectos que tenía GS1 en carpeta al momento en que se inició la cuarentena en Argentina? ¿Cuál es la situación de cada uno de ellos al presente?
  • Guillermo Fazio: Podemos afirmar que en GS1 la carpeta de proyectos habitual es bastante amplia y alcanza a las diversas áreas de trabajo que tenemos como Organización. Esos proyectos en Argentina incluyen desde alguno a nivel global como ¨Verified by GS1¨, lanzado en 2019, que consiste en impulsar el uso de un Identificador único de producto, más 6 atributos, en toda la cadena de abastecimiento y el comercio electrónico, hasta otros más locales como el caso del ¨Programa de apoyo Pyme¨, el ¨Sistema TrazAR¨, la iniciativa de medición y optimización de ¨OSA¨  (disponibilidad en góndola) o la implementacion de ¨ EDI GS1¨.

La plataforma ¨EDI GS1¨ en particular, se empezó a desarrollar hace casi dos años. Se trata de un proyecto muy complejo que la pandemia no evitó que siguiera evolucionando, que haya logrado en poco tiempo un funcionamiento muy eficiente y que se haya transformado en un referente para las empresas argentinas. Uno de los estándares más importantes de GS1 a nivel mundial y apunta, en alguna medida, a la digitalización de las relaciones entre todos los actores de la economía en su cadena productiva y su cadena de valor. Iniciamos este proceso convencidos de que ¨EDI GS1¨ es una herramienta que permite democratizar los negocios facilitando a las Pymes el acceso a las mejores soluciones tecnológicas, a la posibilidad de integrarse entre ellas, e incluso a integrarse con las grandes compañías y también con el estado, de igual a igual. Y esto también es clave sobre todo porque el estado, cada vez más protagonista, va a ir adoptando estándares que impondrá a través de sus distintos órganos de contralor a toda la comunidad y que incluso, ha dado lugar a un área específica dentro de GS1 Argentina que trabaja en proyectos con el gobierno.

La plataforma ¨EDI GS1¨ es una solución que permite interconectar socios comerciales con la mejor tecnología que hoy por hoy hay disponible y que ya está operando con seis o siete proveedores, con unos veinticinco retailers, mayoristas y cadenas de supermercados nacionales, regionales e internacionales, empresas entre las que encontramos a algunas de la talla de Nestlé, La Anónima, Jumbo,  Carrefour o Cooperativa Obrera, entre otros que ya están participando, interactuando y transfiriéndose documentos con muy buenos resultados.

Respecto del trabajo durante la pandemia, en realidad lo que tuvimos que hacer fue cambiar la forma de trabajo, pero la mayoría de los proyectos gracias a un gran esfuerzo del equipo, siguió avanzando a muy buen ritmo y normalmente, cumpliendo con los tiempos estimados previamente. En algún caso, como el proceso de ¨OSA¨ (On Shelf Availability), hemos tenido que redefinirlo sobre la marcha y adaptarlo a la coyuntura que nos toca vivir, pero también con muy buenos resultados. En el ejemplo de ¨OSA¨, el equipo pudo implementar una variante de medición virtual de la disponibilidad de góndola y los faltantes en góndola, que ayudó a tener un panorama real de la situación durante estos meses en el sector supermercadista.

Por otra parte, GS1 es parte del HUG (Healthcare User Group), un grupo de trabajo global que está compuesto por más de 500 empresas usuarias relacionadas con el sector del Cuidado de la Salud y también del IMPACT (International Medical Products Anti-Counterfeiting Taskforce), un Grupo de Trabajo especializado que depende de la Organización Mundial de la Salud. Es así que no podemos dejar de destacar el importante rol de GS1 Global y GS1 Argentina en este contexto de crisis sanitaria en donde los estándares de identificación DataMatrix y Código Electrónico de Productos (EPC) se transforman en herramientas fundamentales para combatir falsificaciones, controlar productos e insumos, registrar información y alinear bases de datos entre los actores de la cadena de suministro, administrar pacientes y medicamentos, adoptar modelos de trazabilidad reconocidos por las legislaciones internacionales, registrar movimientos de materiales, pacientes y productos, etc.

  • ¿Cómo ha impactado la pandemia en la Organización en general, en sus aliados, socios, proveedores, y en su propia estructura interna?
  • G. F.: Con respecto a esto, lo que podemos decir es que la pandemia nos afectó como a todas las organizaciones no sólo en Argentina sino a nivel mundial, en términos de obligarnos a pensar en una nueva forma de trabajo para mantenernos operativos. En las oficinas de GS1 Argentina ya teníamos algunas personas que venían trabajando desde la casa en situaciones puntuales o excepcionales, pero no como algo permanente o estructurado que permitiera generalizar el sistema de manera urgente. Sin embargo, el equipo asumió el desafío y muy rápidamente todos se adaptaron a trabajar con el formato Home Office con un muy buen nivel de productividad y eficiencia.

Desde el punto de vista de la relación con nuestros socios, quiero destacar que todos supimos entender la necesidad de priorizar el apoyo a las pequeñas y medianas empresas en esta crisis tan dura para muchas de ellas. Entre otras cosas, relanzamos nuestros cursos en formatos virtuales y la aceptación fue tan buena que comparada con el año anterior, la asistencia a nuestros cursos se cuadruplicó. Recordemos que GS1 Argentina tiene cerca de veinte mil socios, de los cuales un 95% son pequeñas y medianas empresas. Y si bien desarrollamos proyectos que involucran también a compañías grandes, la mayor parte de la red de nuestros asociados son empresas pequeñas y medianas que valoraron mucho las acciones concretas como el programa ¨Del Beep al Click¨, que denominamos así para mostrar la evolución a través del sonido del escáner o de la caja registradora y del mouse de la PC; este programa puso en evidencia la necesidad de ajustarse a los cambios ocasionados por el Covid 19 y reflejó la importancia que como Organización le damos a todo el conglomerado de pymes.

Por supuesto que todo esto sólo fue posible gracias a la imprescindible colaboración de cámaras como ASU (Asociación de Supermercados Unidos), CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico), IAE (Instituto Argentino del Envase) y empresas como Google o Vtex. Además, GS1 Argentina consiguió durante todo este período el fortalecimiento de las relaciones con las provincias argentinas. Tenemos acuerdos firmados con 14 gobernaciones, todos orientados a consolidar el entramado de Pymes en todo el país.

  • ¿Qué pasará con los eventos sectoriales programados que organiza GS1 o con aquellos donde participa?
  • G.F.: En esto hay que ser precavidos. En principio estamos pendientes de las definiciones que bajan de los gobiernos nacionales, provinciales y municipales que restringen o habilitan determinado tipo de actividades, o no, por lo cual estamos sujetos a las normativas que vayan surgiendo. Por otro lado, también tenemos que entender los tiempos de nuestras organizaciones y de todos nosotros, porque hasta que tengamos la vacuna, se implemente masivamente y no superemos definitivamente la pandemia, las reuniones masivas van a ser inviables, además del temor de la propia gente a exponerse al contagio. No es nuestra intención poner en situación incómoda a nuestros asociados forzándolos a participar en actividades en las que puedan tener dudas de salir afectados. Es prematuro poder decir qué va a suceder. Todo lo que teníamos previsto para septiembre y octubre lo hemos cancelado y los eventos del sector como Expologistik, la Jornada ASU GS1, el Encuentro Nacional Retail, el Encuentro de Supermercadistas de Mar del Plata, el Seminario de Management Logístico también han sido suspendidos. Tendremos que ir viendo cómo evoluciona el resto del mundo y nuestro país para poder, a partir de ahí, definir cómo seguir con los eventos.

Mientras tanto seguiremos realizando actividades virtuales con las que hemos tenido muy buena repercusión y con las cuales hemos visto que el asociado se suma y encuentra valor, así que creo esa va a ser la dinámica para lo que nos queda de este año. En lo inmediato tenemos previsto continuar con los Webinars, que tan buen resultado nos están dando y además generando nuevas acciones en diferentes plataformas online como por ejemplo “Vivos” en Instagram. Donde abordamos diferentes temáticas que le sirvan a nuestros asociados como conocer las herramientas disponibles de Google, packaging, etiquetado, última milla y la intralogística, por nombrar algunas.

El formato no presencial, nos abre la gran oportunidad de encontrar sinergias con las demás Organizaciones GS1 de América Latina, generando en conjunto con ellas actividades para mostrar casos de éxito de empresas corporativas multinacionales como Nestlé, Unilever, Colgate, etc., que aplican a toda la región.

¿Qué cosas positivas rescata y cuáles negativas atribuye a la pandemia Covid19? ¿Cuáles son las perspectivas que tienen para lo que resta del año en general?

  • G.F.: Por sobre todo creo que esta pandemia es una gran tragedia mundial en términos no sólo de las vidas perdidas, sino también de lo que ha provocado en las economías. Es una crisis que además nadie esperaba, sin precedentes en la historia de la humanidad, con lo cual lo que tengo para decir es que realmente estamos asistiendo a una situación muy dolorosa y compleja que ha afectado a toda la sociedad, aunque de manera distinta según cada persona, ciudad o país. Del mismo modo, creo que es importante tener en cuenta que como todo cambio estructural, como toda situación de esta magnitud, la pandemia aceleró procesos que seguramente se iban a dar pero que ahora se adelantaron, y catalizó además la velocidad de esos cambios. Sólo para dar dos ejemplos: el e-commerce y el home office.

Si bien nadie puede negar que el e-commerce venía creciendo en los últimos años a un ritmo exponencial, esta pandemia multiplicó por diez esa exponencialidad. Se está dando en todos los lugares del mundo, en todos los negocios y en todas las industrias. Ese crecimiento seguramente va a producir otros cambios y va a tener consecuencias en el mediano y largo plazo desde muchos puntos de vista, tanto en nuestra vida cotidiana, como en la forma en que manejaremos los negocios.

La pandemia además aceleró el trabajo a distancia, lo que obligó a todas las empresas y a las organizaciones a readecuar sus equipos, a contar con nuevas infraestructuras y desarrollar nuevas prácticas y procedimientos sobre cómo operar y cómo trabajar. Estas tendencias se van a mantener en el tiempo. Vamos a volver a trabajar en las oficinas en condiciones normales, pero va a quedar también seguramente un porcentaje de home office mucho más alto del que teníamos antes de la aparición del Coronavirus. Ambas tendencias van en una misma dirección y conducirán a que la economía y nuestras propias vidas se vayan digitalizando cada vez más, facilitadas por la aparición de mejores herramientas de comunicación. De hecho, la rapidez alcanzada para encontrar posibles vacunas, tratamientos o curas a la pandemia, sólo fue posible gracias a que el mundo entero se digitalizó.

En lo personal, igual que muchos, sentí primero el impacto de tener que cambiar bruscamente la rutina de lo que hacía todos los días. Como positivo rescato poder estar más tiempo con mi familia, contar con más tiempo y oportunidades para reflexionar, pero sacrificando de algún modo el contacto personal con las personas con las que interactuaba cotidianamente, algo que siento que nos afectó a todos extremada y definitivamente.

Fuente: Portal de Noticias GS1 Argentina

Deja un comentario

Notas Relacionadas: