Un año diferente pero activo en GS1 Argentina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El año 2020 se presentó en su inicio como tantos otros con proyectos de nuevos desarrollos y servicios, pero un imprevisto de nivel internacional irrumpió de pronto y cambió el modo operativo de algunos planes: la pandemia del Covid-19.

GS1 Argentina, Organización Global sin fines de lucro, que trabaja desde su inicio en el país para desarrollar y difundir estándares para la identificación de productos y servicios, y a partir de ellos para la implementación de aplicaciones aptas para agilizar y mejorar las tareas que se realizan en empresas de múltiples sectores, al desatarse la pandemia del coronavirus se encontró con un programa de home office que venía practicando desde hacía un año, y fue justamente esta modalidad de trabajo la que permitió ajustar la disponibilidad de equipos para no interrumpir ni la atención de los afiliados ni la prestación de servicios.

Muy pronto se decidió comenzar con un programa para Pymes y micro emprendedores que se llamó “Del beep al Click”, con el cual se apuntó a beneficiar a quienes aún no habían ingresado al mundo del comercio electrónico y la digitalización. Como soporte a los interesados se ofrecieron chats on line, whatsapp institucional, telefonía con registros de derivación directa al sector solicitado, y también inscripciones más ágiles con menos obligaciones de documentación además de beneficios especiales de pago, pagos con tarjetas de débito y crédito en cuotas. 

Con un año ya de puesta en marcha se consolidó el Programa EDI GS1, plataforma que logró en poco tiempo un funcionamiento muy eficiente como uno de los estándares más importantes a nivel mundial que apunta a la digitalización de la vinculación entre los actores de una cadena productiva y de valor, y facilita a las PyMEs el acceso a una solución tecnológica que puede convertirse además, en un trampolín hacia grandes empresas.

El cambio de forma de trabajo obligado por el Covid-19 no impidió que los proyectos siguieran avanzando y cumpliendo con los tiempos necesarios, tal el caso del Estudio OSA, redefinido sobre la marcha. En este caso se implementaron variantes de medición diferentes a las habituales de disponibilidad en góndola, pudiéndose llegar a conocer el panorama real del abastecimiento en el sector supermercadista. La imposibilidad de llevar adelante el Estudio FMG que requiere la evaluación de faltantes en distintos puntos del país dentro de los locales, se resolvió con el Estudio In Stock midiendo la disponibilidad del stock necesario en el local de ventas, aunque no necesariamente en las góndolas. Ocho cadenas participaron de este estudio proporcionando información diaria que se resume en un informe semanal que devuelve GS1.

GS1 Argentina se destaca además por sus aportes al sistema de salud, y como Organización Miembro de GS1 forma parte del HUG (Healthcare User Group), un grupo de trabajo global compuesto por más de 500 empresas usuarias relacionadas con el sector del Cuidado de la Salud, y del IMPACT (International Medical Products Anti-Counterfeiting Taskforce), un Grupo de Trabajo especializado que depende de la Organización Mundial de la Salud. Hoy más que nunca no se puede dejar de destacar el importante rol de GS1 Global y GS1 Argentina que transforman los estándares de identificación DataMatrix y Código Electrónico de Productos (EPC) en herramientas fundamentales para combatir falsificaciones, controlar productos e insumos, registrar información y alinear bases de datos entre los actores de la cadena de suministro, administrar pacientes y medicamentos, y adoptar modelos de trazabilidad vigentes en el país y reconocidos por las legislaciones internacionales.

La trazabilidad es otro de los pilares de GS1 Argentina. El equipo de trabajo del área de trazabilidad asiste a las empresas para identificar qué problemas deben resolver según su realidad interna de tareas, para determinar objetivos y detallar un plan de trabajo para la implementación del Sistema de Trazabilidad. En base a la continua evolución de la industria, el crecimiento de las tecnologías digitales y la expansión de los mercados, se lanzó recientemente GS1 TrazAR, la plataforma de trazabilidad que permite almacenar la historia de un determinado objeto o ítem desde su creación hasta su venta o uso. Esta plataforma utiliza los estándares GS1 para la identificación, el registro de datos y el seguimiento de los productos, y permite gestionar procesos operativos tales como: recepción de materias primas, elaboración de productos, despacho de productos terminados, administración de stock e impresión de etiquetas, todo esto, de forma segura y confiable. En el Sector Salud, GS1 se puso a disposición de todos los organismos que requieran asesoramiento referido a este servicio, y por supuesto asesoramiento acerca de la nueva plataforma. Pudo observarse muy rápido que con el Covid-19 se tomó mucha conciencia y por eso se estableció contacto con distintos Ministerios para profundizar la trazabilidad una vez finalizada la urgencia sanitaria.

El aislamiento más allá de provocar cambios que no estaban en agenda para GS1, fue una oportunidad para intensificar programas de capacitaciones y webinars; solamente en Capacitación y Entrenamientos se amplió la oferta de cursos y se quintuplicó lo hecho en 2019. La Capacitación se vio fortalecida por el programa “del Beep al Click” que generó cursos propios y otros a través de CACE, la Cámara Argentina del Comercio Electrónico y el IAE, Instituto Argentino del Envase.

También este año continuó realizándose por la vía virtual el “Plan Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos”, del Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, al que GS1 Argentina adhirió en 2019. GS1 coordinó un proyecto piloto que fue atravesado por el Covid-19 pero que continuó con algunos ajustes al cronograma propuesto y logró así el Informe 2020. 

GS1 Argentina fue “surfeando la pandemia” y continuará haciéndolo en lo que resta todavía. Si bien este año no fue posible la participación en eventos que suspendieron su formato presencial en el orden local, regional e internacional, el formato no presencial se convirtió en una oportunidad para encontrar sinergias con otras Organizaciones GS1 de América Latina y organizar actividades para mostrar casos de éxito de grandes empresas que aplican a toda la región. Ojalá pronto se puedan retomar aquellos encuentros a los que estábamos habituados.

La pandemia aceleró procesos como el e-commerce y el home office, teleconferencias y encuentros virtuales, y GS1 Argentina fue un aliado para que los estándares del Sistema GS1 continuaran disponibles de manera eficiente y segura.

Deja un comentario

Notas Relacionadas: