Consejos básicos para la venta online de un fabricante

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Entre los modelos de negocio que se han desarrollado en los últimos tiempos, más allá de la pandemia del COVID-19 y principalmente por los avances de las nuevas tecnologías de comunicación, está el modelo de la compra directa que un consumidor hace a un productor o fabricante. Pero para que esta experiencia sea verdaderamente exitosa hay algunas premisas que deben ser tenidas en cuenta.

En primer lugar considerar la venta directa entre fabricante-consumidor, implica la necesidad de abrir nuevas vías comerciales que permitan generar un aumento de los ingresos. Y abrir nuevas vías comerciales puede tener como intención el lanzamiento o promoción de una línea de productos específica, o la llegada a zonas alejadas del mercado local donde se está operando. En cualquiera de estos casos el punto de partida es la definición clara y ordenada del objetivo que se quiere alcanzar.

En segundo lugar, la concreción de nuevos objetivos de ventas exige una apertura hacia modalidades no tradicionales impuestas por la tecnología, como son el e-commerce o la difusión por redes sociales y canales virtuales. Pero lo fundamental a la hora de promocionar productos por estas nuevas vías masivas es considerar un análisis prolijo de la capacidad de producción de la empresa, la logística a aplicar para la entrega de pedidos, el manejo de los controles de stock, el tipo de packaging a utilizar, y la administración de la comunicación con los clientes que deberá ser continua y precisa.

Pasar de las formas tradicionales de comercialización a otras que significan el contacto directo con el consumidor final en forma virtual, requiere también priorizar el contacto y la relación que se establecerá con ese consumidor, con el nuevo cliente, que estará atento a todo el servicio que la empresa le puede brindar más allá de la compra, por ejemplo, informándolo acerca de sus dudas o inquietudes, ofreciéndole promociones especiales, anticipándole campañas de productos estacionales, etc. 

La apertura de nuevos caminos comerciales debe ser absolutamente compatible con las ventas en negocios minoristas llevadas hasta ahora, y no debe bajo ningún punto de vista crear un sentimiento de rivalidad ni de competencia. Para que esto sea posible hay que observar el tema precio de los productos ofrecidos por los minoristas, el tipo de promociones en cartel, el nivel de información acerca de los productos, el lanzamiento de boletines de novedades para consultar, etc.

Por último y para tener en cuenta siempre, el consumidor online, necesita poder acceder a la información de la empresa elegida para su compra desde cualquier medio tecnológico que disponga en cualquier lugar y en cualquier momento. Y necesita además, que toda la información cuente con garantía de veracidad. Para que esto sea posible GS1 dispone de una solución global llamada Verified by GS1, una plataforma global de registro GS1 que permite a los miembros de todo el mundo verificar la identidad de cada producto comercializado y garantiza que esa identidad haya sido otorgada según las reglas de asignación GS1, incrementando así la confianza del consumidor con el respaldo de estándares de probada eficiencia global.   

Deja un comentario

Notas Relacionadas: