Insumos médicos autorizados: cómo detectar falsificaciones y elegir lo seguro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En tiempos de emergencia sanitaria, los controles de insumos sanitarios, medicamentos y alimentos, entre otras cosas, se intensifican en pos de evitar la circulación de artículos médicos adulterados.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 millón de personas fallecen
anualmente a nivel global por medicamentos falsos
; entonces se vuelve fundamental, en medio de una pandemia global, el consumo de productos habilitados, con un origen y control detallado.

Por eso, GS1, organización líder en el desarrollo de estándares y soluciones
tecnológicas para la identificación de productos y servicios
 —como el código de barras—, comparte una serie de recomendaciones a la hora de comprar medicamentos e insumos
sanitarios autorizados, destacando sobre todo la importancia de adquirir los mismos en
canales de distribución habilitados (farmacias).

En este sentido es importante identificar que los productos cuenten con:

  • Nombre comercial (nombre de comercialización del medicamento).
  • Nombre genérico (de la droga o especialidad medicinal).
  • Concentración, presentación y fórmula (Concentración de la droga y su forma farmacéutica; descripción de la cantidad de comprimidos o ml que trae el envase, especificando si es de venta libre o con receta archivada).
  • Lote, fecha de vencimiento y condiciones de conservación: El lote identifica de manera única a una partida en el rotulo y los certificados de análisis ANMAT. El vencimiento establece su caducidad. En los casos en que esto requiera, se detallarán condiciones específicas de conservación como temperatura, uso de heladera, etc.
  • Datos del Laboratorio: deben brindarse datos completos de la empresa titular, sea elaborador y/o importador además de domicilio legal, razón social y número de certificado de autorización, entre otros.
  • Código de barras y troquel: El mismo es parte del envase que se extrae cuando el paciente compra un medicamento con obra social y se envía adjunto con la receta para solicitar el reintegro. Allí se identifica al medicamento con un GTIN (es un código de barras que se utiliza comercialmente para identificar de manera única a un producto) elaborado por GS1.

A su vez, GS1 trabajó en la incorporación de los comúnmente denominados “códigos de barras” para garantizar la seguridad, trazabilidad y visibilidad de los insumos: “Hace dos décadas incorporamos en la Argentina el código de barras y con ello la posibilidad de
garantizar seguridad en una de las problemáticas más importantes 
que ocurren en el mundo con la falsificación de medicamentos. Así como esta herramienta ha sido un antes y un después en la industria farmacéutica, trabajamos para seguir innovando y simplificando los procesos”, aseguró Alejandro Rodríguez, Gerente General de GS1 Argentina.

En nuestro país, GS1 colabora con programas como REMEDIAR y organismos como PAMI ANMAT para identificar, localizar y dar seguimiento a medicamentos, insumos y dispositivos médicos autorizados para que lleguen sin problemas a cada uno de los pacientes.

Deja un comentario

Notas Relacionadas: