¿Qué es el Growth hacking?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Se le dice Growth Hacking al conjunto de prácticas que puede hacer una empresa para crecer exponencialmente, de manera constante y rápida, con una combinación de tecnología y análisis de datos.

Se trata de promover el desarrollo ágil de un negocio a bajo costo, con los recursos que ya están disponibles. Esto implica explotar la creatividad y para esto es necesario saber analizar datos, entender al cliente, conocer el negocio y estar al pendiente de los cambios en el mercado.

Es un término que se puso de moda con la aparición de las startups y la publicación del libro Hacking Growth de Sean Ellis en EEUU. En él se explica cómo funciona la metodología para crecer y “hackear” el marketing tradicional.

¿Hackers en marketing digital?

Sí, un “hack” hace referencia a pequeños truquitos, atajos o técnicas con las que una persona puede hacer algo de una forma más práctica, mejor pensada.

Por ejemplo, un hack de la vida diaria es ponerle un cordón de color a una valija para distinguirla más fácil en el aeropuerto. Un hacker, entonces, es la persona creativa que busca estos atajos para que crezcan las ventas de una empresa.

Un caso puede ser usar un cupón y decir que se acaba ahora mismo, para incentivar la compra con la sensación de escasez. Otras opciones son crear un sistema de referencias o relanzar un producto existente como algo nuevo.

¿Qué ventajas tiene el growth hacking?

Es una muy buena opción para crecer rápidamente y a bajo costo, ahorrando dinero y tiempo.
Es mucho más flexible que el marketing tradicional. Un experimento se prueba y se analiza en poco tiempo.

Usa técnicas con muy poco riesgo. Una idea se prueba primero en pequeño y luego se escala si la acción tiene buenos resultados. Y allí ya no existe un alto riesgo de inversión.

Todo se mide para asegurar la fiabilidad de la acción. Un Growth Hacker mide todo lo que hace paso a paso.

Las 4 Fases del growth hacking

El Growth Hacking no solo es experimentación, es un desarrollo. Hay que pensar en producto, acciones, evaluaciones y luego escalar. Generalmente se habla de 4 etapas definidas en donde hay que enfocarse.

Product Market Fit. Es el estudio del producto y las necesidades que cubre dentro del mercado en el cual va a insertarse. Por eso es muy importante conocer al público objetivo y qué busca.

Growth Hacks es la etapa de la experimentación. Luego de pensar en la hipótesis, se ejecutan las acciones que van a validar, o no, la idea que impulsó los cambios en el producto o la comunicación.

Escala / Viralización. En esta fase se busca que el usuario se convierta en promotor del producto o servicio. Así, el crecimiento sucede de una forma más orgánica, gracias a la ayuda del boca a boca o la recomendación de usuarios.
Un buen ejemplo de esto son las estrategias de referidos, o referral programs, en donde premiamos a un usuario con un cupón por compartir nuestra app.

Retención. Es la última etapa y tiene que ver con la conformidad del usuario con el producto. Si esto se da, se retiene a los clientes y todo el proceso de growth hacking es exitoso. Se puede optimizar y convertir en una tarea que se pueda repetir a gran escala.

Deja un comentario

Notas Relacionadas: