Nueva regulación del IVA en la Unión Europea

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

GS1 está trabajando con la industria para ayudarlos a comprender el impacto de la nueva regulación de exención del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de la Unión Europea (UE) y cómo los estándares pueden ayudar a la transición.

Si bien el comercio electrónico está creciendo en Europa, cada vez más consumidores compran productos de fuera de la Unión Europea (UE) en su búsqueda de una buena relación calidad-precio. Hasta ahora, podían beneficiarse de una exención del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en los envíos importados de bajo valor con un valor de hasta 22 euros. A partir del 1 de julio de 2021, esta exención ya no existirá y los clientes de la UE tendrán que pagar el IVA en todas sus compras, incluidas sus camisetas, fundas para teléfonos o gafas de lectura que vengan directamente de China y otros países fuera de la UE. Este cambio de regulación involucrará, entre otros, a los marketplaces y a las empresas de paquetería. Tendrán que adaptar sus sistemas y procesos para permitir procedimientos de importación adecuados para estas compras “pequeñas”, gestionar las expectativas del cliente y proporcionar al cliente un método de pago de su IVA sin cambiar demasiado el proceso de entrega.

Por el contrario, las exportaciones de bienes a países no pertenecientes a la UE no están sujetas al IVA. En estos casos, el IVA es aplicado y devengado en el país de importación y el exportador no tiene que declarar el IVA. No obstante, cuando se exporten mercancías, se deberá aportar la siguiente documentación como prueba de que las mercancías han sido transportadas fuera de la UE. Dicha prueba puede aportarse mediante la presentación de una copia de la factura, de un documento de transporte o de un registro aduanero de la importación ante la administración fiscal. Se debe facilitar esta prueba para poder deducir íntegramente el IVA devengado pagado en una operación vinculada anterior que haya conducido a la exportación. La falta de documentación puede implicar que no haya derecho a un reembolso del IVA por exportación de mercancías.

Para las empresas establecidas en la UE, la mayoría de las compras y ventas de bienes realizadas en la UE están sujetas al IVA. En tales casos, se aplica y se devenga el IVA en el país de la UE donde el consumidor final consume los bienes. Del mismo modo, el IVA se aplica a los servicios en el momento en que se realizan en cada país de la UE.

GS1 en Europa invita a los mercados en línea, vendedores y proveedores de servicios logísticos transfronterizos a unirse a su trabajo sobre identificación abierta y estándares de datos para cumplir con la nueva regulación del IVA de la UE.

El uso de los estándares GS1 puede ser beneficioso para todas las partes involucradas. Es por eso que GS1 está invitando a los mercados, los vendedores en línea y los proveedores de servicios de logística a unirse a la discusión sobre cómo usar la identificación abierta y los estándares de datos en este contexto.

Se considera que los vendedores distantes, los mercados o los vendedores en línea que venden productos desde fuera de la UE directamente a ciudadanos de la UE declaran, cobran y pagan el IVA sobre estos productos importados a la UE y mantienen los registros pertinentes durante un período de 10 años.

La importación de bienes ahora requerirá declaraciones de IVA para todos los paquetes que ingresen a la UE, incluidos los de bajo valor. Con el fin de facilitar las declaraciones de IVA, las autoridades aduaneras permitirán a los vendedores distantes (mercados y vendedores directos) o empresas de entrega realizar declaraciones de IVA en nombre de los consumidores para envíos de bajo valor (valor de venta de hasta 150 euros según el nuevo reglamento) utilizando un «Conjunto de datos súper reducido». Este conjunto de datos contendrá la información más básica para facilitar la recaudación del IVA: p. Ej. datos del cliente, dónde debe entregarse el envío (y en la mayoría de los casos, el paquete), descripción del artículo, valor del artículo y datos del declarante. El vendedor distante enviará los datos requeridos a la Ventanilla Única de Importación (IOSS) registrada en la Autoridad del IVA de un Estado miembro dentro de la UE. El IOSS remitirá las declaraciones pertinentes a esta Autoridad del IVA. Esta Autoridad del IVA compartirá los datos con la Autoridad del IVA de otros Estados miembros de la UE a los que el vendedor distante envía los paquetes. El marketplace o empresa de paquetería pagará el total del IVA declarado a la Autoridad del IVA, a través del IOSS, mensualmente.

Fuente: GS1 US

Deja un comentario

Notas Relacionadas: